Ciencia Ficción·Libros

Justicia Auxiliar (Ancillary Justice) – Ann Leckie.

B8SMk-tCcAI1q3tJusticia Auxiliar (en inglés Ancillary Justice) es la primera de las tres obras que componen la trilogía Imperial Radch de la autora estadounidense Ann Leckie. La obra fue originalmente publicada en el año 2013. Ese mismo año ganó el premio a mejor novela por la British Science Fiction Association (a.k.a. BSFA Award).

Al año siguiente, en 2014, logró hacerse con un premio Hugo, con un Nébula, el premio Arthur C. Clarke y el premio Locus a la mejor novela debút. Todo ello puede consultarse en este enlace. Por lo tanto, nos encontramos ante una novela galardonada con los mejores premios que se encuentran en el ámbito de la ciencia ficción. Esto, por sí solo, ya puede resultar interesante para muchos.

Pero los premios que ha ganado, no son lo único que puede resultar interesante de esta novela. Su sinopsis llama poderosamente la atención:

En un planeta helado y remoto, una soldado llamada Breq se está acercando al cumplimiento de su misión. En el pasado, Breq era Justicia de Toren, una crucero de batalla colosal con una inteligencia artificial que conectaba a miles de soldados que servían al Radch, el imperio que había conquistado la galaxia. Ahora, un acto de traición la ha hecho pedazos y solo cuenta con un único y frágil cuerpo humano, numerosas preguntas sin responder y un ardiente deseo de venganza.

Lo curioso de esta novela es que la protagonista, fuera de ser una heroína tradicional, es una crucero de batalla atrapada en el cuerpo de una humana. La sinopsis se queda muy corta en el contenido de la obra, pero la intención era evitar destripar una trama que va abriéndose poco a poco.

Porque ese es otro de los puntos fuertes de la obra de Ann Leckie: es una de estas obras que engancha porque va dosificando muy hábilmente la información que ofrece al lector. A través de los capítulos, y de un juego muy bien estructurado entre los tiempos pasados y el presente, Leckie nos deja entreveer no sólo la vida de Justicia de Toren, sino las costumbres, tradiciones, religión y jerarquías sociales del Imperio Radch. El universo, aunque vaya despertando poco a poco, resulta ser sumamente rico.ancillary_justice

Por otro lado, cualquier lector que se enfrente a Justicia Auxiliar no debe esperarse una novela de ciencia ficción dura. La propia Ann Leckie lo deja claro cuando habla de su novela: Ancillary Justice es una Space Opera. Por tanto, las descripciones tecnológicas se subordinan a las necesidades de la historia y no buscan tener un fundamento científico bien asentado. De ahí que, por ejemplo, no se explique en detalle cómo puede una IA de una crucero de batalla acabar encerrada en el cuerpo de una humana.

Otro elemento curioso de la novela es el tratamiento que da al género en el lenguaje, cosa que se nota especialmente en los idiomas que diponen de artículos que marcan el género, como es el caso del castellano. Durante toda la obra, encontramos que el “género neutro” es el femenino, no el masculino. Esto puede resultar un poco impactante al principio, cuando parece que todos los individuos con los que Breq se encuentra son mujeres. Pero a lo largo de la obra parece ir normalizándose, hasta el punto de ver comprensible que se use este femenino, justificado por Ann Leckie en el hecho de que en el Imperio Radch son todas ciudadanas. En castellano puede resultar incluso más bonito, pues nuestra palabra persona es femenina.

Sobre la historia no es conveniente hablar en exceso. Prácticamente cualquier referencia al contenido de la misma resultaría en perjuicio para un potencial lector. Todo detalle resulta relevante. Como mucho, abrir el apetito con un fragmento de la obra que hace referencia a la religión en el Radch, para comprender el magistral uso que hace Leckie de la narración y la riqueza del universo que crea:

Amaat concibió la luz y, al hacerlo, forzosamente concibió la no luz, y la luz y oscuridad se extendieron. Esta era la primera emanación, EtrepaBo, luz/oscuridad. Las otras tres, implicadas y requeridas por la primera, son EskVar, principio/fin; IssaInu, movimiento/quietud y VahnItr, existencia/no existencia. Las Cuatro Emanaciones se dividieron y se recombinaron de distintas maneras para crear el universo. Todo lo que es emana de Amaat.

justicia-auxiliarEl Imperio Radch resulta un asunto complejo, tanto por su estructura interna como por sus relaciones con los otros sistemas políticos, humanos o alienígenas, que hay más allá de sus fronteras. Cierto es, pese a todo, que tiene muchos elementos que pueden recordar a la civilización romana, pero Leckie no se limita a crear “romanos espaciales”. Configura una realidad completa en sí misma, que parece que seguirá desarrollándose y cobrando sentido en las dos siguientes novelas.

Dichas novelas son Ancillary Sword y Ancillary Mercy (Espada Auxiliar y Misericordia Auxiliar), que aún no cuentan con traducción oficial al castellano. Sus títulos hacen referencia a los otros dos tipos de naves que, junto a las Justicias, conforman la flota del Imperio. Pero no debería decir más. El lector disfrutará más despiezando el mundo de Imperial Radch por sí mismo.

Sólo me queda decir que Justicia Auxiliar es una obra que merece la pena. Que merece ser leída. Todo aquel que disfrute de un buen libro de ciencia ficción, con una buena historia (prácticamente un thriller), disfrutará de Justicia Auxiliar.

P.D.: para mantenerte informado de lo que sucede con la autora y su trilogía, puedes acceder al blog de Ann Leckie.

Anuncios