El dios asesinado en el servicio de caballeros – Sergio Sánchez Morán

el-dios-asesinado-en-el-servicio-de-caballerosEl dios asesinado en el servicio de caballeros de Sergio Sánchez Morán es el primer libro de fantasía contemporánea urbana y detectives escrito en castellano que cae en mis manos. Pero ha sido inevitable encontrar su semejanzas con otra obra también de fantasía contemporánea urbana y detectives de habla inglesa: la serie de Harry Dresden de Jim Butcher.

Dichos antecedentes no podían más que generar ciertas expectativas, aunque temía precisamente que resultase decepcionante por ello. Sin embargo, no fue así. Sergio S. Morán ha estado a la altura de Jim Butcher, aunque el carácter de su protagonista es mucho más desenfadado y el ritmo tiene un toque que tiende menos hacia la amargura y más hacia un humor ligero. Esto, pese a lo que pueda parecer, no le quita interés a a obra, sino que la convierte en una lectura ágil y agradable.

Este libro llega de la mano de la editorial especializada Fantascy, en una edición física muy llamativa y una edición de kindle muy cuidada, generando así el marco perfecto para una sinopsis tan curiosa como la siguiente:

Soy Verónica Guerra, alias Parabellum.

Soy a quien llamas cuando la chica de la curva te ha robado el coche. Soy a quien recurre el hombre del saco cuando un extraño se mete en su casa. Soy a quien necesitas cuando descubres una cabeza de unicornio en la cama.

Soy detective paranormal y me enfrento a diario a los sucesos más extraños que puedas imaginar. Pero acabo de encontrar el cadáver de un dios greigo en el maletero de mi coche. Y hasta yo tengo un límite.

Y Sergio Sánchez Morán nos trae exactamente lo que promete: una historia detectivesca basada en el mundo sobrenatural, donde la premisa la aparición del cadáver de un dios griego en el matelero de la protagonista va dando lugar a una serie de misiones o situaciones a las que Parabellum debe hacer frente. Todo ello teniendo en cuenta que debe ganarse la vida, de modo que busca trabajar para alguien que quiera contratarla.

La narrativa de Morán es perfecta para llevar esta historia. Es ágil, sencilla y está llena de frases hechas y, en muchas ocasiones, incluso palabras soeces, siempre en consonancia con la personalidad de su protagonista. Y es que, además, su protagonista es femenina, lo cual resulta particular en este tipo de libros. Frente a Harry Dresden, un personaje masculino pensado para un público masculino, Parabellum se presenta como una mujer fuerte que puede acceder a toda clase de público.

Pero lo más interesante es que no sólo se trata de un personaje femenino fuerte, sino que no cumple con los clichés de la femme fatal. No es la mujer más atractiva del mundo, lleva gafas y se las apaña para sobrevivir en el día a día. Además, tiene problemas cotidianos, como el hecho de tener que hacer malabares para compaginar su vida como Parabellum con su vida como Verónica, mientras oculta su trabajo a su pareja y se enfrenta no sólo a las espadas de las valkirias, sino tambíen a los complejos que pueden despertar los increíbles cuerpos de éstas en ella. Verónia Guerra es una mujer normal y Parabellum es la mujer fuerte que toda mujer normal puede sacar de sí misma.

1 (1)
Espero que a Sergio no le moleste que tome prestada esta imagen de su página para ilustrar esta entrada.

La trama se desarrolla en unos cuantos días de la vida de Verónica, en pleno agosto barcelonés. Para un lector español este hecho hace que la historia pueda resultar peculiar, pero más cercana que de costumbre. En el teatro de la vida cotidiana de Parabellum caben tanto un vampiro como un partido de fútbol en el bar. Y todo ello pagado y contado en euros.

Pero lo más interesante es como Morán hila una investigación con otra. Como comienza con un cadáver en el maletero del coche de Parabellum para desarrollar historias aparentemente distantes entre sí, que finalmente se entrecruzan y demuestran ser los efectos de la misma causa. Tampoco hay malos malísimos y buenos buenísimos – aunque admito que cierto personaje del final de la obra es malo malísimo -, aunque sí hay gente con más y menos escrúpulos.

Y entre todo ello, trata temas que generalmente se omiten o no se incluyen en otros libros, como la homosexualidad, la ética en el mundo de la prensa sensacionalista, el mundo de la droga, el fanatismo social por el fútbol, etc. Siempre con naturalidad y dándole un toque humorístico que lo deja a la altura de la crítica social satírica. Pero sin perder la base fundamental de la historia: el mundo sobrenatural. A eso se le puede considerar maestría.

RRmartinCon todo lo anterior dicho, podría afirmarse que El dios asesinado en el servicio de caballeros probablemente no es una de esas grandes novelas trascendentales que se recordarán dentro de cincuenta años por su novedad narrativa o argumental. Pero sí que es el inicio de lo que espero sea una larga saga de libros divertidos, amenos y perfectos para devolver a los lectores el gusto por las novelas de detectives y por la fantasía urbana contemporánea – bastante desmerecida en muchas ocasiones – de la mano de un personaje femenino muy equilibrado, que no tiende hacia el cliché de la femme fatal pero tampoco hacia una posición masculina o de “machorra”; el tipo de papel que últimamente han dado muchos autores a las mujeres de sus historias cuando pretendían evitar la crítica desde pespectiva feminista, la crítica a los personajes delicados y que deben ser protegidos. Puede que se les olvide que las mujeres no tienen por qué ajustarse a un cliché y que sólo hay que tratarlas como bien dijo George R. R. Martin: “Siempre he considerado que las mujeres son personas”.

Por todo ello, porque el autor es un chico joven con ganas de enseñarnos mucho más de sus historias particularies y su buen humor, y porque Parabellum merece tener más seguidores – pese al pequeño problema que desarrolla al final del libro – , la recomendación es evidente. Incluso para quienes creen que la fantasía urbana contemporánea – o los libros de autores españoles, que hay gente con esta idea – no es para ellos, merece la intentona. Se lee rápido y es una lectura perfecta para un par de tardes de fin de semana o vacaciones.

Y para quien quiera más de Parabellum, puede conseguir unos cuantos casos más aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s